Siempre intentamos que las fotos de nuestros productos sean lo más parecidas a la realidad, pero siempre puede haber ligeras diferencias principalmente con el color. Esto puede ser por varios factores como el monitor o móvil (pantalla) que utiliza o la tarjeta gráfica.